Monetarización de lo cotidiano

Vengo observando desde hace ya bastante tiempo una tendencia general (en los medios, en la política…) que me parece, habla con claridad del lugar central que la ortodoxia liberal ocupa en nuestras sociedades: la legitimación de las decisiones pasa por el valor de mercado o económico que puedan producir.

Aunque en estos últimos meses me he encontrado con múltiples ejemplos, el otro día atrapó mi atención una noticia que pone de manifiesto que tal ideología no entiende de límites.

Como desde hace 31 años (la idea surgió en 1981), millares de moteros se reunieron en Valladolid para celebrar Pingüinos. La narración de la periodista daba cuenta del encuentro recurriendo a los tópicos habituales, pero incorporando una nueva perspectiva, por lo visto, necesaria para validar una propuesta tan atípica como es una concentración de motos durante todo un fin de semana de temperaturas gélidas: “se calcula que Pingüinos dejará unos 2 millones de euros en la zona”.

Estamos asistiendo a una constante monetarización de lo cotidiano, en la que sólo parece tener sentido lo que produce beneficios. Ahora, las costumbres, las instituciones, los ritos son evaluados constantemente no desde cualquier perspectiva económica, sino desde aquella en la que se sostiene el modelo capitalista más ortodoxo, la ideología del libre mercado. Una perspectiva según la cual, aquello que no produce números verdes es deslegitimizado y debe desaparecer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en análisis social y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s