Obama y las expectativas

Barack Obama volvió a ganar las presidenciales de EEUU, pero no lo hizo con la claridad que nos habría gustado a  muchos europeos, sino tras una reñida pugna con el candidato republicano.

¿Por qué tuvo tantas dificultades para repetir mandato? Según los analistas, porque buena parte de los electores que en 2008 depositaron su confianza en Obama habían visto defraudadas parte de sus expectativas y cuatro años después, se decantaban por la abstención o incluso, por cambiar el sentido de su voto.

La noticia tiene ya un par de meses, pero volviendo sobre ella estos días, me traía a la memoria una frase que recientemente, escuché decir al director de una importante empresa española : “En los últimos años nuestro partner se ha dedicado a crear nuevas expectativas entre nuestros clientes y el problema es que somos nosotros quienes tenemos que atenderlas”.

Mientras los nuevos paradigmas de relación con los clientes hablan de las expectativas como oportunidades, casi a diario me encuentro con la visión “clásica” de las expectativas como problemas. ¿Cuál es el motivo por el que seguimos anclados en el pasado? La respuesta no la voy a dar yo. Os propongo la explicación de Jaime Valverde: http://marketingtakeaway.com/2009/07/22/cambio-de-enfoque/

expectations

Anuncios
Esta entrada fue publicada en capitalismo, economía, marketing, organizaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Obama y las expectativas

  1. Gorka Aparicio dijo:

    Muy interesante Jaime. Desde mi punto de vista está claro, y su definición es INSATISFACCIÓN. Si la satisfacción es la relación entre lo que obtienes y las expectativas, poner el listón tan alto te obliga a la excelencia. De otra forma, venderás una vez, pero te será muy difícil hacerlo dos veces.
    El posicionarte como algo sin serlo ya no funciona. Vivimos en un mundo más transparente, donde cada vez se hace más pequeño el gap entre lo que eres y lo que proyectas ser. Antes este gap era mayor porque las empresas eran más estancas, pero sobre todo porque la discusión y el intercambio de experiencias entre clientes, consumidores (o votantes) no tenía la difusión y la inmediatez que hay ahora con las RRSS. El mundo está cambiando, pero, ¿no es esto mejor?
    Las empresas (y la spersonas) tendremos que acostumbrarnos a decir que somo lo que somos, y hacer lo que decimos que somos capaces de hacer. Parece perfectamente lógico, no? es pura coherencia.
    Erik Qualman habla de esto en su libro “Lider Digital”.

    • jbiencinto dijo:

      Ya lo dicen los expertos en reputación: “di lo que haces” (que esto lo hace casi bien casi todo el mundo) “y haz lo que dices” (que es aquí donde menos camino se ha recorrido).

      Gracias por tu comentario. Acertadísismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s