Nespresso y la excelencia

Una de las personas que sigue este blog regularmente me pregunta con frecuencia de dónde saco los casos sobre los que escribo, y siempre contesto que fundamentalmente de mi experiencia profesional. Pero no se muy bien por qué, desde hace unos meses, mi vida privada me está ofreciendo magníficos ejemplos de buenas y malas prácticas.

Como habrá tiempo para estas últimas, hoy quiero escribir sobre un caso que me parece excelente: Nespresso.

No diré nada de su publicidad. Creo que no necesitan más flores. Quiero hablar de la experiencia de usuario en las boutiques de la marca.

Me regalaron una cafetera de la marca hace un par de años y desde entonces hago los pedidos por teléfono u online, pero siempre pidiendo recoger las cápsulas en una de sus boutiques madrileñas.

Todas las boutiques de Nespresso que conozco destacan por ser espacios sumamente cuidados, pero sobre todo, por un nivel de amabilidad sobresaliente, por un trato muy cuidado, y lo más importante, por cumplir con lo que espero de ellos: atención inmediata, disponibilidad de producto, eficacia (cero errores)… y siempre, siempre, el ofrecimiento de un café; uno de esos pequeños detalles que disparan el servicio hacia el terreno de la excelencia.

Boutique Nespresso

Por cierto, después de dos años como usuario, hoy ha sido la primera vez que he dicho sí a tal ofrecimiento (lo menciono para aquellos que piensan que los pequeños detalles son insostenibles en términos de costes…).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en marketing y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nespresso y la excelencia

  1. johnny dijo:

    En cambio, si escuchas la cara B del disco, Nestlé es responsable de miles de muertes de niños en África en los años 70, de las que no solo nunca pidió perdón, si no que sigue con las mismas prácticas ahora en el Sureste asiático explotanto fallos en legislaciones de éstos países. Eso es lo primero que me viene a la mente cuando veo éstas tiendas, que consiguen que hasta Clooney se sienta como una estrella. http://www.theguardian.com/sustainable-business/nestle-baby-milk-scandal-food-industry-standards

  2. jbiencinto dijo:

    Nada que decir. Parece que todas las grandes corporaciones tienen muertos en el armario y mucho que aprender en el ámbito de la RSC. Mucho.

    Dicho lo cual, en este post me refería exclusivamente a la experiencia de usuario.

    Gracias por esa mirada de la cara B!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s