Engagement no es solo vender

La semana pasada presentaba las conclusiones de un proyecto que entre sus objetivos tenía el de tratar de poner las bases para configurar una relación implicativa y continuada con los clientes.

De lo presencial a lo virtual

Hasta hace muy poco, las marcas, los fabricantes, los distribuidores, solo se preocupaban por sus clientes cuando estos aparecían por el punto de venta físico. La irrupción de Internet como un nuevo escenario de mercado modificó las reglas del juego posibilitando relacionarse con los clientes de manera constante y con independencia del lugar en el que aquellos se encuentren. Y no mucho después, los que mejor comprendieron las oportunidades que este nuevo canal ofrece, dieron un paso más allá y además de utilizarlo para comunicarse con sus clientes, comenzaron a intentar que se involucraran y participaran. Sin embargo, a estas alturas esta enorme oportunidad solo es aprovechada por quienes representan la vanguardia de un nuevo modo de enfocar la comunicación.

Vender, vender y vender

¿En qué momento están los demás? Existiendo una considerable diversidad, diría que muchos de ellos comparten un rasgo fundamental: se limitan a concebir la labor de engagement desde un enfoque exclusivamente comercial, lo que al menos tiene dos implicaciones: en primer lugar, que con su público-clientela solo “hablan” de promociones, ofertas, nuevos productos, oportunidades comerciales, precios especiales, etc.; y en segundo lugar, que es una “conversación” muy particular porque no es un diálogo entre las partes: el enfoque es “hablar” para que el otro “compre”.

Fuente: Idealista

Engagement, más allá de vender

No cometeré la ingenuidad de decir que la labor principal de la comunicación implicativa no es vender.

Lo que sí defiendo es que el engagement de futuro, el que se traduce en fidelización, el más sólido, debe tener unas bases o un enfoque que no sea comercial. Es aquel que se preocupa por construir una relación en la que el público-cliente se sienta escuchado, valorado, tenido en cuenta. En la que se muestre interés por sus aficiones, por sus preferencias y gustos. En la que se ofrezcan contenidos de interés, valorados. Y las ventas vendrán después.

Fuente: 300palabrasdemarketing

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en economía, marketing, organizaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Engagement no es solo vender

  1. Comparto tu opinión. De hecho cuando el engagment se trabaja solo como herramienta comercial pierde su eficacia. El enlace entre marca y consumidor no debe tener como fin el incremento de ventas, si se hace bien, esa será la consecuencia. La finalidad del engagment es establecer un vínculo emocional entre marca y consumidor, el objetivo es que el cliente piense en la marca como en “su marca”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s