3 lecciones de 2015

Ha sido un año brutal. No recordaba haber cerrado en verano tan tarde. ¿Y en invierno? He estado a punto de pasar la Nochebuena escribiendo un informe de resultados.

En estos días, todo el mundo se afana por hacer balance de 2015 y pronósticos o buenos propósitos para 2016.

Tratando de ser original, voy a optar por describir las tres lecciones más importantes aprendidas durante el año pasado:

1.La crisis hace insaciables a los clientes

Será porque se aplican esa máxima punk de “menos es más” o por otros motivos que se me escapan, pero en estos años de dificultades económicas han abundado los clientes que nunca tenían suficiente, que contrataban un estudio, por ejemplo, sobre su reputación y terminabas preguntando por su página web, por el proceso de distribución, por la voz del sistema automatizado del SAC, por el sexo de los ángeles… Clientes que siempre querían más, un poquito más, más y más por el mismo precio y calendario.

¿En 2016 se acabarán los Estudios “Holísticos”? Pues seguramente no.

apuntes 2

 

Tomar nota (Fuente: http://www.sehaceasi.com)

 

2.Ser de fuera, pero hacerte sentir de dentro

Salí de la Facultad de Sociología hace casi 20 años y tras 4 ó 5 trabajando por cuenta ajena, el resto han sido años de freelance, sufriendo esa sensación de desarraigo, conviviendo con la certeza de que eres el vagón de cola, sin apenas contar en la toma de decisiones pese a que en muchas ocasiones (en muchísimas) tu interlocutor es un junior -en el mejor de los casos, y en 2015 me he encontrado con algo que siempre he pensado que era posible: ser un freelance no es incompatible con que te hagan sentir como si fueras de “la casa”. Es una cuestión de voluntad.

¿2016 será más acogedor para los “externos”? Esta mejor la dejo sin contestar 😉

3.El laberinto de las incompatibilidades

Los doce meses pasados también han servido para reafirmarme en una convicción: la ética profesional es irrenunciable. Conseguir la confianza de tus clientes pasa necesariamente por demostrar que trabajan con alguien serio, que pese a poner a su disposición la experiencia adquirida, respetas escrupulosamente las normas de la confidencialidad, que ante el mismo cliente solo vas a vestir la camiseta de un equipo…

¿2016 será el año de la profesionalidad y de la confianza? Sin ellas, el fracaso está llamando a tu puerta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en organizaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s